Visitar el Castillo de Edimburgo

Visitar el Castillo de Edimburgo

Aquí va todo lo que necesitas saber para visitar el castillo de Edimburgo de la mejor manera posible: trucos, algunos consejos, lugares que ver, como llegar, historia y más.

Guía Edimburgo

Guía para visitar el Castillo de Edimburgo

El castillo de Edimburgo es el edificio más visitado de la ciudad. Y con razón. Esta imponente construcción de piedra cuenta con más de 900 años de antigüedad y su historia está expuesta en sus salas y áreas exteriores. De hecho, la zona del Castillo de Edimburgo es bastante amplia y cuenta con varios itinerarios dependiendo de tus intereses y del tiempo.

Castillo de Edimburgo

Si dispones de tiempo limitado, puedes optar por el itinerario "solo una hora", pero lo ideal es reservar como mínimo 2 horas para comprender realmente la historia y legado del lugar. Además, y de forma regular, se organizan eventos, algunos de los cuales están incluidos en el precio de la entrada. Y recuerda, en la taquilla se pueden alquilar audioguías en varios idiomas (no son muy caras). Al final, te cuento como llegar junto con algunos trucos para visitar el Castillo de Edimburgo de la mejor manera posible. Pero antes, vamos a ver los puntos de interés más destacados del recinto:

¿Qué visitar? Castillo Edimburgo

Puerta de Foog

A través de esta puerta accederás al Castillo de Edimburgo. Esta estructura, erigida en el siglo XVII, fue diseñada para proteger la entrada del castillo contra invasiones enemigas. Para garantizar su fortaleza, se construyó con gran amplitud y se unió firmemente a los muros de piedra volcánica.


¿Qué ver en el Castillo?

Capilla de Santa Margarita

Justo en la entrada del castillo se encuentra la Capilla de Santa Margarita, uno de los rincones más emblemáticos del complejo. Su relevancia radica en ser la estructura más antigua que aún perdura en el lugar. Originaria del año 1130, fue erigida como capilla real, permitiendo así que los Reyes de Escocia asistieran a los oficios religiosos sin la necesidad de abandonar el Castillo de Edimburgo.


Consejos para visitar el Castillo

Batería de Argyle

Aquí te encontrarás con los majestuosos cañones que componían la batería, encargados de defender el castillo de Edimburgo. Además de su importancia histórica y militar, este lugar ofrece un espectacular mirador desde el cual se pueden apreciar inigualables vistas panorámicas de la ciudad de Edimburgo.

Cañon Mons Meg

Y hablando de cañones... El Mons Meg, forjado en Bélgica en 1449, representó un notable avance en la defensa de fortificaciones durante su tiempo. Era uno de los escasos cañones capaces de disparar proyectiles que superaban una tonelada de peso. Este imponente artefacto lo podrás encontrar justo en la entrada del castillo.


Cañon Castillo Edimburgo

Cañón de la una en punto

Ubicado a escasa distancia de la Batería de Argyle, este cañón es probablemente el más visitado por los turistas en el Castillo de Edimburgo. Su fama radica en que, puntualmente a las 13 horas (de aquí su nombre), se enciende y dispara una bala. Esta tradición ha tenido lugar todos los días del año durante siglos, con las únicas excepciones de los domingos, el Viernes Santo y el día de Navidad.


Guía del Castillo de Edimburgo

Palacio Real

Este rincón es esencial en tu visita al Castillo de Edimburgo: el Palacio Real. Iniciado a mediados de 1430, fue concebido para ser la morada de los monarcas escoceses. Aunque poco queda de esa construcción original, lo que predominan son las reformas del siglo XVII realizadas por Jacobo VI, hijo de María Estuardo. A pesar de ello, sigue siendo un edificio de gran antigüedad y belleza, compuesto por diversas y fascinantes salas. Te sugerimos prestar especial atención a la majestuosa chimenea en la planta baja, donde también se encuentra una exposición sobre la historia de los reyes escoceses.

Joyas de la corona (Honores de Escocia)

Las Joyas de la Corona, también denominadas "Honours of Scotland", constan de la Corona, la Espada del Estado y el Cetro. Estos insignes objetos, mantenidos en impecable condición, representan uno de los conjuntos de insignias reales más antiguos de la cristiandad. Dentro de la exposición, también es posible admirar la "Piedra del Destino", un emblema de inmenso valor, y de la que tanto oímos a hablar durante la ceremonia de coronación de Carlos III. Esta piedra fue sustraída por el rey Eduardo I de Inglaterra en 1296 y se mantuvo en Londres durante siete siglos. No fue sino hasta 1996 que este estimado símbolo retornó a tierras escocesas.


La prisión del Castillo Edimburgo

Prisión

Esta edificación ostenta el título de la primera cárcel para prisioneros de guerra en Edimburgo. Erigida en 1758, en medio del conflicto que enfrentó a Escocia y Francia durante cerca de 7 años, sus muros no solo confinaron a miles de soldados enemigos, sino que también sirvieron de prisión para alrededor de veinte piratas del Caribe, quienes fueron apresados mientras surcaban las costas de Argyll.


El museo de la guerra

Museo Nacional de la guerra

Durante tu itinerario por el Castillo de Edimburgo podrás encontrar este museo que se creó como complemento del Monumento Nacional a los Caídos de Escocia. Dentro de este mismo recinto no puedes dejar de visitar el mirador del Castillo de Edimburgo, desde donde podrás disfrutar de unas vistas realmente hermosas de la ciudad de Edimburgo.



Cómo llegar al castillo + consejos

El castillo está ubicado en el centro de la ciudad, en el extremo superior de la Royal Mile, es imposible no verlo. La mejor manera de llegar al Castillo de Edimburgo es caminando (no hay parking). Si vas a usar el tram, te recomiendo bajar en la parada de Princes Street, que es la más cercana al Castillo de Edimburgo. Se tarda unos 20 minutos. Eso sí, cuesta arriba. Aquí viene mi primer truco: Si quieres ahorrarte la pateada, te aconsejo comprar el autobús turístico, ya que tiene parada en el castillo. Puede que te compense, además, puedes comprarlo solo para 1 día. Otra opción es usar los autobuses locales que pasan por las siguientes rutas: Mound y George IV Bridge. Ambos tienen parada cerca del castillo.

Horarios

  • Verano (del 1 de abril al 30 de septiembre): de 9:30 a.m. a 6 p.m. (última entrada a las 5 p.m.); en algunas fechas de agosto, el castillo cierra a las a las 3 p.m.
  • Invierno (del 1 de octubre al 31 de marzo): de 9:30 a.m. a 5 p.m. (última entrada a las 4 p.m.).

Evitar colas y visitar el castillo como un/a CRACK

  • Compra las entradas online: Intenta adquirir tus entradas cuanto antes mejor y para el primer horario del día. Las puedes conseguir en la web oficial. Te evitarás las colas que se forman en las puertas del castillo. No son ninguna broma, especialmente los fines de semana y en temporada alta.
  • Llega antes de la apertura: El Castillo de Edimburgo abre a las 9:30 de la mañana. Intenta llega a las 9 para estar al frente de la cola. ¡Por qué habrá cola! A las 9:15 la fila comienza a crecer y, para la hora de apertura, puede ser muy, muy larga. Te dejo una foto para que veas como es.
  • Trucos Castillo de Edimburgo
  • Ve directamente a las Joyas de la Corona: Los grupos turísticos y la mayoría de los visitantes pasean por la Batería Argyle hacia el Museo Nacional de Guerra. No hagas esto. Ve a ver las Joyas de la Corona primero, cuando estén vacías. Después de pasar por las puertas del castillo, gira a la izquierda y sube por las Escaleras Lang (Lang Stairs). Al llegar a la cima de las escaleras, te temptarán las vistas sobre Edimburgo. Sí, son brutales, pero sigue adelante. Las vistas seguirán allí. Camina más allá del Memorial de Guerra Nacional Escocés, siguiendo las señales hacia las Joyas de la Corona. Si lo haces rápido y nada más entrar, puede que las puedas disfrutar a solas.
  • Sigue este orden: Joyas de la Corona > Palacio Real > Scottish National War Memorial > Capilla de Santa Margarita > Mons Meg > Museo Nacional de la Guerra

Peor horario para visitar el Castillo de Edimburgo

Si no puedes llegar antes de que abran, no pasa nada. No obstante, tienes que saber que el peor momento para visitar el Castillo de Edimburgo es entre las 11 y las 14 horas. Evita ir durante este horario si es posible. Además de la apertura, el siguiente mejor momento para visitar el castillo es al final del día. La última entrada es una hora antes del cierre.



Historia del Castillo de Edimburgo

Una de las informaciones más destacadas que debes conocer antes de visitar el Castillo de Edimburgo es que, en sus comienzos, no era más que una sencilla fortificación militar. Su propósito principal era proteger la costa de las avanzadas de tropas enemigas y defender el territorio escocés de posibles invasiones. No fue sino hasta el siglo XVIII, bajo el reinado de David I, cuando se decidió transformar esta fortaleza en la residencia permanente de los monarcas escoceses.

Visitar el Castillo de Edimburgo

La elección del emplazamiento del castillo no fue casual, sino una estrategia para proteger el territorio. Su ubicación en la cima de una colina le permitía monitorear todos los movimientos en la ciudad y el puerto, así como detectar la llegada de cualquier embarcación a la costa. Además, su posición entre acantilados le brinda una protección natural, factor que ha contribuido a su preservación a pesar de las innumerables batallas que han tenido lugar a lo largo de la historia de Edimburgo. Desde una perspectiva turística, esta ubicación le confiere al castillo un encanto inigualable. Desde sus terrazas, se puede apreciar un paisaje donde el mar turquesa y las verdes colinas se convierten en los verdaderos protagonistas.

Durante la Guerra de la Independencia, este castillo desempeñó un papel crucial para los escoceses. Fue escenario de algunas de las contiendas más cruentas de esa época. Si deseas profundizar en este capítulo de la historia, te invitamos a explorar nuestra sección dedicada al resumen histórico de Edimburgo, donde abordamos los principales eventos que marcaron a la ciudad. Una visita al castillo también te brindará la oportunidad de adentrarte en los pormenores del debate aún pendiente entre Escocia e Inglaterra sobre la soberanía escocesa.

¿Qué visitar en el Castillo de Edimburgo?

Mary Stuart: libro y serie

Ya seas un apasionado de la historia o simplemente un curioso, es probable que desees conocer más sobre Mary Stuart, también conocida como la Reina María de Escocia. Es, sin duda, la monarca más célebre del país, no solo por haber sido coronada a una edad muy temprana (apenas tenía 9 meses) sino también por las innumerables adversidades que enfrentó a lo largo de su vida y reinado. Para sumergirte en su historia, te sugiero la lectura de "María Estuardo", de Stefan Zweig. Este libro puede ser el impulso perfecto para visitar el Castillo de Edimburgo, donde María vivió durante algunos años. Si prefieres el formato audiovisual, existe una serie titulada "Reign" centrada en la vida de la Reina María de Escocia. Puedes encontrarla en Netflix.



Nuestra selección primavera 2024
Nuestra selección Edimburgo 2024
Albergue
High Street Hostel

Hostal tipo albergue muy bien situado en el centro de Edimburgo. Ideal jóvenes.

Ver más
Recomendaciones Edimburgo
Hotel
Stay Central Hotel

Los puntos de interés a un tiro de piedra. Hospedaje comfortable con buen desayuno.

Ver más
Mejor de Edimburgo
Hotel
The Balmoral Hotel

Excelente ubicación, podrás llegar caminando a todas partes. El mejor de Edimburgo.

Ver más